Un espacio para hablar sobre el uso de recursos, las noticias y las últimas novedades

Pensiones vitalicias de ex mandatarios, en debate

Desde presidentes que no culminaron el mandato hasta la viuda de un exvicepresidente. Las pensiones vitalicias cuestan a los ecuatorianos cerca de un millón de dólares por año.

En 1980 el presidente Jaime Roldós firmó el decreto ejecutivo que creó las pensiones vitalicias para ex mandatarios: presidentes y vicepresidentes. En la actualidad, 22 personas se acogen a este beneficio sumando mensualmente para el Estado un egreso de USD 81.638,75.



El sueldo del Presidente de la República está fijado actualmente en USD 5.635 y el del Vicepresidente en USD 5.410. Considerando que el artículo 135 de la Ley Orgánica de Servicio Público (LOSEP) dispone que los ex mandatarios tienen derecho a una mensualidad vitalicia equivalente al 75% de la remuneración vigente, la pensión de los ex presidentes asciende a USD 4.226,25 y la de los ex vicepresidentes es de USD 4.057,50.

Este beneficio se establece en favor de los presidentes y vicepresidentes electos constitucionalmente por votación popular y que se hayan posesionado en el cargo. Se exceptúan los mandatarios a quienes se les revoque el mandato, algo que hasta el momento no se ha registrado en el país. En caso de que el vicepresidente asuma las funciones de presidente y concluya así el período, recibirá la pensión correspondiente al presidente.

La legislación ecuatoriana también favorece a los herederos legales de los ex mandatarios. En el artículo 136 de la LOSEP se dispone que, si un exmandatario fallece, la pensión vitalicia pasa a los cónyuges o convivientes en unión de hecho legalmente reconocida. Si no tiene, les corresponde a los hijos menores de edad o mayores con discapacidad severa.

Por ejemplo, las pensiones del expresidente Sixto Durán-Ballén (1992 – 1996) y del exvicepresidente Jorge Zavala Baquerizo (1968 – 1970) las cobran sus viudas, Josefina Villalobos y Carolina Egas, respectivamente, según el registro de pagos de la Presidencia de la República. Por delegación, Rosa Pulley cobra la pensión de su esposo, el ex mandatario Abdalá Bucaram; Paola Mahuad figura como delegada de su padre Jamil Mahuad; y Violeta Garzozi cobra la pensión de su hijo, Alberto Dahik. Esto según información de Presidencia.

En el país, una decena de expresidentes cobran esta pensión: Oswaldo Hurtado, Rodrigo Borja, Sixto Durán Ballén, Abdalá Bucaram, Jamil Mahuad, Gustavo Noboa, Lucio Gutiérrez, Alfredo Palacio y Rafael Correa reciben USD 4.226,25. Fabián Alarcón es el único que por ejercer como presidente interino recibe USD 3.200 cada mes.

En cuanto a los ex vicepresidentes, se registra un listado de 12 exfuncionarios: Blasco Peñaherrera, Luis Parodi, Rosalía Arteaga, Alberto Dahik, Jorge Zavala, Lenín Moreno y Jorge Glas reciben USD 4.057,50 al mes, cada uno. Mientras que León Roldós, Eduardo Peña, Pedro Aguayo, Pedo Pinto y Alejandro Serrano perciben USD 2.400. La diferencia se debe a su forma de elección.

Vacíos legales e inconsistencias en su aplicación

El artículo 135 de la LOSEP establece que pueden beneficiarse de la pensión vitalicia los ex mandatarios electos constitucionalmente por votación popular y se hayan posesionado en el cargo; “se exceptúan los mandatarios a quienes se les revoque el mandato”, cita. En este caso, ex mandatarios como Abdalá Bucaram, Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez fueron derrocados. Su mandato no ha sido revocado por los mecanismos respectivos de democracia directa, por lo que reciben su pensión de acuerdo a la Ley.

La norma tampoco establece excepciones respecto a los mandatarios juzgados y sentenciados por actos de corrupción. En las últimas semanas se conoció que Jorge Glas continúa recibiendo su pensión de USD 4.075,50 pese a estar privado de la libertad, tras ser sentenciado por asociación ilícita dentro del denominado “Caso Odebrecht”.

Otro vacío legal es el cobro de pensiones por parte de ex mandatarios que, una vez terminado su mandato, asumieron nuevamente la Presidencia o Vicepresidencia de la República. Recientemente se conoció que el presidente Lenín Moreno recibe doble ingreso: su pago de presidente de USD 5.635 y su pensión de exvicepresidente de USD 4.057,50. En total USD 9.692,50 mensuales. El artículo 117 de la LOSEP prohíbe el pluriempleo y percibir dos o más remuneraciones.

En mayo de 2018, la Presidencia de la República consultó a la Procuraduría General del Estado por este caso y por lo que ocurriría una vez que Moreno deje la Presidencia. Procuraduría confirmó un vacío normativo e indicó que las pensiones, tanto vitalicias como jubilares, no se consideran remuneraciones según el marco legal ecuatoriano, por lo que no existe prohibición para que Moreno perciba ambas remuneraciones.

Los vacíos normativos deben resolverse mediante reformas, bien sea a la LOSEP o a su Reglamento. Solo de esta manera se resolverán las dudas que giran en torno a las pensiones vitalicias de los exgobernantes de Ecuador.

¿Cuánto ganan los presidentes de América Latina?

El presidente mejor pagado de la región es el de Guatemala con ingresos mensuales por USD 19.300, mientras que el de Nicaragua, recibe USD 3.200. Para el primer mandatario de Chile se dispone un sueldo de USD 14.900 y en México, de USD 13.750.

El presidente de Uruguay recibe USD 11.550; el de Colombia, USD 11.300; y, el de Argentina, USD 10.885. El presidente de Perú recibe USD 4.765. En Honduras, el primer mandatario cobra USD 4.160; en Venezuela, USD 4.068; en Bolivia, el sueldo es de aproximadamente USD 3.400.

Toda esta información reposa en las páginas web oficiales de cada país.

¿Cuánto cobran de pensión vitalicia los expresidentes en otros países?

Son varios los estudios que se han hecho sobre las pensiones vitalicias de los expresidentes en América. En nuestra región, el expresidente con mayor pensión es de Chile. Solo en Uruguay y Brasil se han eliminado las pensiones vitalicias o especiales para los expresidentes.


  • Estados Unidos

El expresidente Barack Obama, quien cobraba USD 400.000 anuales mientras estuvo en el cargo, recibe ahora USD 205.700, monto equivalente al salario de un secretario nacional o ministro. Recibe además una oficina equipada y empleados a su servicio, viajes y viáticos para actividades relacionadas con su rol de ex presidente; cobertura médica y protección del servicio secreto de por vida.


  • Perú

Según la información de La Nación, el expresidente Ollanta Humala recibe una pensión de 15.600 soles, equivalente a USD 4.658. Los expresidentes cuentan con un vehículo con chofer y hasta 5000 soles (USD 1495) por mes para combustible. Además, tienen seguro de salud y protección policial. Se desconoce si Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció al cargo en marzo pasado


  • Argentina

Los ex presidentes argentinos cobran una pensión mensual vitalicia que equivale al sueldo de un ministro de la Corte Suprema. Según se informó en 2017, la ex presidenta (hoy senadora) Cristina Fernández cobraba 188.538 pesos por mes, equivalentes a USD 11.875. En Argentina, se produjo una situación similar a la que actualmente genera discusión en Ecuador, pues Fernández también cobraba la pensión que le correspondía a su esposo y expresidente Néstor Kirchner. En este caso, una resolución ministerial canceló el pago de la pensión de Kirchner a su esposa, basado en que la Ley respectiva determinaba que “toda asignación especial resulta incompatible con el goce de toda pensión o jubilación estatal, asimismo de presentarse tal situación otorga el derecho a optar por una u otra". Los ex presidentes también cuentan con protección de seguridad oficial.


  • Bolivia

En 2003 el presidente Evo Morales promulgó una Ley que establece una pensión vitalicia para los ex presidentes y vicepresidentes equivalente a diez 10 salarios mínimos nacionales mensualmente. En 2018, esto corresponde a 20.600 bolivianos, aproximadamente USD 3.000. Esta es la asignación vitalicia más baja para un ex presidente en la región.


  • Chile

En el caso chileno, la base de las pensiones vitalicias es la Constitución de la República. Los artículos 30 y 62 de la Norma Suprema establecen que los expresidentes recibirán una pensión / dieta equivalente a la remuneración de un diputado, senador o ministro de Estado. No obstante, se establece que, si el expresidente asume “alguna función remunerada con fondos públicos, dejará, en tanto la desempeñe, de percibir la dieta”, exceptuándose “los empleos docentes y las funciones o comisiones de igual carácter de la enseñanza superior, media y especial.” Actualmente los senadores y diputados en Chile reciben una dieta de 9.349.851 pesos, poco más de USD 13.500.

Los ex mandatarios también tienen cubiertos los gastos de traslado (peajes, combustible, gastos fijos del vehículo) por un monto aproximado de USD 2500, y gastos de oficina con un monto variable.


  • Colombia

Un fallo de 1999 de la Corte Suprema fundamenta la pensión vitalicia para los ex presidentes, fijando que estos deben percibir el equivalente al 100% del sueldo de un senador. Para 2018 este salario es de 31.331.821 de pesos, aproximadamente USD 10.000 al cambio actual. Además, se estableció que los ex mandatarios reciban protección de los servicios seguridad de por vida. Cabe mencionar que en Colombia una persona no puede cobrar dos ingresos de fondos públicos, por lo que, si un ex presidente es elegido para un cargo público, debe prescindir de alguno de los dos ingresos, como ocurre con Álvaro Uribe quien al momento es senador de la República.


  • México

La pensión de los ex presidentes mexicanos es equivalente al sueldo de un secretario de Estado. En el gabinete del Presidente Peña Nieto, los secretarios ganan 141.976 pesos, aproximadamente USD 7.250. En México también se financia con fondos públicos el cuerpo de empleados que trabajan para un expresidente y el servicio de seguridad que se encarga de su protección personal.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.